Home Home

- Spanish

  • PDF

La gran mayoría de los productos de piel que se venden en el mercado de la UE son importados, principalmente de los países donde las normas sociales, ambientales o éticas no siempre se respetan. La imagen de la piel en la mentalidad colectiva está condicionada por la información que llega de las prácticas en lugares lejanos que no tienen nada que ver con las que prevalecen en la industria europea de la piel. La imagen de la piel  queda afectada desde el punto de vista del consumidor.

En este contexto, los interlocutores sociales de la industria europea de la piel proponen las siguientes recomendaciones:

1. La confianza del consumidor en la piel  como material sostenible tiene que forjarse a través de un esfuerzo conjunto de la cadena de valor de la piel  europea , en el que los diferentes eslabones de la cadena de suministro  desempeñen el papel que les corresponde para proporcionar un sistema global.

 2. Los consumidores deben ser conscientes de los distintos valores  de las empresas europeas de piel de manera que les permita decidir en base a un a buena información. El marco normativo europeo sobre los aspectos veterinarios / sanitarios de los cueros y pieles, así como sobre el bienestar animal debe ser investigado por su capacidad para servir como  base sobre la cual construir un sistema de garantía de buenas prácticas.

3. Un  cualificado plan de etiquetado en origen de productos de piel (origen del artículo + origen de la piel) podría ofrecer   la  información necesaria  sobre la cual los consumidores europeos pudieran basar sus decisiones de compra.

4. Los mecanismos y el contenido de las cláusulas de los contratos de suministro de materias primas para los curtidores deben ser desarrollados y probados en la cadena de valor por lo menos hasta los mataderos.

5. Las prácticas que puedan constituir motivo de preocupación en terceros países deben ser supervisadas y los países proveedores clasificados con el fin de proporcionar a los operadores europeos  las pautas necesarias  sobre el origen fidedigno de cueros y pieles.

6. Hay que investigar mejor la normalización de un sistema de gestión de la trazabilidad que garantice la protección de la información comercial confidencial  y al mismo tiempo, permita una transparencia razonable en la cadena de valor por lo que se refiere a los aspectos relevantes de la Responsabilidad Social y Medioambiental.